• Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa
  • Segovia Religiosa

Arquitectura

 

IGLESIA DE SAN MILLÁN

CHA 1159-B

Entre las más de treinta iglesias románicas que tuvo Segovia destaca la de San Millán. Construída en la primera mitad del siglo XII. Tiene planta de tres naves que están separadas entre sí por arcos formeros. Resalta el tradicional atrio o galería porticada, habitual del románico Segoviano.

En su interior, además de hermosos capiteles encontramos restos de pinturas murales góticas y renacentistas, un crucificado del siglo XIV, una escultura de la Soledad al Pie de la Cruz y otra del Santo Cristo de la última palabra, ambas de Aniceto Marinas, escultor Segoviano del Barrio de San Millán.

 

IGLESIA DEL CORPUS CHRISTI

phoca thumb m Corpus-Christi-Segovia-(4)B


Forma parte del Convento de Franciscanas Clarisas. Este edificio que fue en origen Sinagoga Mayor de Segovia, se cree que se construyó a finales del siglo XIII o principios del XIV.
Posee planta rectángular, con tres naves de diferentes alturas y separadas por cinco arcos de herradura entre cada una apoyados sobre pilares octogonales, la decoración de los capiteles es mudéjar de piñas y róleos.
También es de destacar la galería alta que se cierra con arcos pentalobulados decorados con palmetas de tradición oriental.

 

 

 

 

MONASTERIO DE SANTA MARÍA DEL PARRAL

phoca thumb m el parral4-B


Es la Casa Madre de la Orden Jerónima que habitó el edificio hasta la Desamortización de Mendizábal en 1835 y regresaron, afortunadamente para el edificio, en 1925. Con anterioridad, en este lugar había al menos desde el siglo XIII una ermita dedicada a Santa María. En 1447, Juan Pacheco, Marqués de Villena compra esta ermita para la fundación de un monasterio y Enrique IV, una vez cornonado rey asume sus obras, por eso en la puerta del monasterio destacan sus armas, las del Marqués de Villena y las de Enrique IV, que se erigieron sus fundadores.


De todas las edificaciones destaca la iglesia, tipo conventual, de una sola nave, capillas laterales, crucero muy remarcado, ábside poligonal, y amplio coro a los pies.


En su decoración resalta el retablo principal, probablemente el mejor del renacimiento segoviano de Juan Rodriguez y Jerónimo Pellicer.

 

 LA CATEDRAL DE SEGOVIA

 La Catedral de la Asunción y San Frutos se empieza a construir en 1525 tras la destrucción parcial de la antigua Catedral de Santa María durante la Guerra de la Comunidades en 1521 y que estaba situada frente al Alcázar.

phoca thumb m catedral-zayasb

 

Se trata de la última catedral gótica construida en España. Tiene planta de cruz latina, tres naves con capillas laterales y cabecera con girola. Su trazado es de Juan Gil de Hontañón. Se aprovechó la pila bautismal, la sillería del coro, y el magnífico Claustro obra de Juan Guas, trasladándolo todo desde la antigua catedral.
En su interior alberga obras de magnífica importancia entre las que cabe destacar: el Tríptico del Descendimiento de Abrosius Benson (s. XVI), La Duda de Santo Tomás de Sanchez Coello (1585), La Misa de San Gregorio de Pedro Berruguete (finales del XV), el Arbol de la Vida de Ignacio de Ries (s. SVII), el retablo del Santo entierro de Juan de Juni ( sXVI), el Cristo yacente de Gregorio Fernández (sVII) o varias impresiones de retablos atribuidas a Churruguera. También merece importante mención el Altar Mayor, de Sabatini del s. XVIII.
Esta Catedral fue consagrada en 1768 por el entonces obispo de Segovia Don Juan José Martinez Escalzo. 

 

 

IGLESIA DEL SEMINARIO

Seminario-B

Su fastuosa fachada herreriana hace que sea un edificio único en el arte segoviano.


Data del siglo XVI como iglesia del Convento de la Compañía de Jesús. Tras la expulsión de los jesuitas de España en 1767 se convierte en seminario para la formación de sacerdotes.


La iglesia artísticamente sigue las directrices de un templo jesuítico de una sola nave con cuatro capillas con cuatro capillas a cada lado comunicadas entre sí y coro a los pies.


En su interior se conservan importantes retablos barrocos, dos de ellos sin policromar. El más interesante es el retablo mayor realizado en 1768 por José Vallejo Vivanco. También hay pinturas de San Ignacio de Loyola, San francisco Javier y otros Santos Jesuitas.


Del resto del edificio destaca el magnífico claustro de estética barroca con tres pisos que se debe a Juan de Mugaguren.

 

Para consultar los horarios de los distintos monumentos pinche aquí

 

 

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner